Entrenamiento de verano

En esta época hay más espacio ya que muchos alumnos van de vacaciones, además el calor ayuda a no lesionarse y tenemos más tiempo. Me gusta mucho esta época en la cual comenzamos a hacer un repaso de las cosas más básicas corrigiendo los detalles que siempre van apareciendo. Es como una pasada de plumero que nos permite darnos cuenta de los errores que van apareciendo y de volver a recordar los principios desde los cuales se construyen las diferentes técnicas.

Es curioso ver como, no importa los años que tengamos de práctica, van apareciendo pequeños errores que bajan el nivel de nuestra técnica. Esta se basa en principios muy estrictos, en ángulos y trayectorias muy estudiadas y definidas, pero nosotros somos todos diferentes y vamos, sin querer, modificando a “nuestra pinta”. Hacer estos repasos es muy fructífero y un ejercicio de humildad. A uno le parece increíble que sabiendo como y por qué se hace algo, lo modifiquemos. Así es que volvemos a las raíces del arte y a nuestra raíz que lo ejecuta. A mi me hace muy bien, siento que avanzo y mejoro.

También con un grupo estamos retomando el entrenamiento de saltos el cual es muy difícil cuando se tienen algunas décadas de edad y algunos kilos extra. Con algunos ajustes en la alimentación, cosa bastante costosa para algunos y tomando agua mineral vamos de a poco superándonos. Claro que a veces la tentación supera a algunos que terminan tomándose un par de pisco sour con una sonrisa de oreja a oreja (no he dicho que sea Bernardo).

Así ejercitamos no solo nuestro cuerpo sino que también nuestra voluntad.

Espero que el gran impulso que estamos experimentando se mantenga y que se vayan sumando los que regresan. Este año esperamos dar un salto en todo sentido, en cuanto a nuestro avance personal, en las mejoras del doojo que ya se está viendo muy bien y en la cantidad de alumnos, haciendo que nuestra escuela crezca en todo sentido.

Espero que se note el avance en la altura de los saltos, en el largo de los cinturones y en la disminución del peso de varios de nosotros. También espero que la voluntad se fortalezca y no flaquee ante un pisco sour.

Esta entrada fue publicada en Karate Do. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Entrenamiento de verano

  1. GUATON dijo:

    hay que dejar no solo dejar el pisco sour si no que dejar de creer que se deja

  2. Mario dijo:

    Muy bonito rompimiento con yoko-tobi-geri.
    y a propósito, nadie ha preguntado quién es el de la foto?

    Se aceptan apuestas

  3. Jorcor "samurai pobre" dijo:

    Yo digo que es Mario el que salta 🙂

  4. Sensei dijo:

    No es Mario. Jorcor al agua!

  5. Sensei dijo:

    Y yo saltaba como un canguro! (qué tiempos aquellos)

  6. Jorcor "samurai pobre" dijo:

    Que bueeeeena!…
    Los saltos son un buen indicador de que el tiempo pasa, y pesa!… yo tampoco salto tanto ya 😦

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s